Archive for 12 junio 2010

h1

Jugar con Dual Shock 3 en Windows 7 (incluido 64 bits)

12 junio 2010

Mientras preparo el post sobre el segundo día del viaje a Roma, un truco interesante para aquellos que quieran probar en PC juegos que no se adaptan muy bien al esquema teclado + ratón. En mi caso, últimamente le he cogido bastante gusto al Split/Second Velocity y después de años acostumbrada al stick analógico, volver a conducir con el teclado era bastante agónico. Con esto conseguí que reconociese el Dual Shock 3 (con el Dual Shock 2 no hace falta ningún driver especial en Windows 7). Nota sobre Split/Second: este juego no acepta Dual Shock para jugar a pantalla partida, como mucho se puede utilizar el XBox 360 Controller Emulator o mapearlo al teclado mediante XPadder.

Volviendo al caso general, el driver que parece utilizar la mayoría de la gente es el de MotioninJoy, que además simula el mando de 360 (el único aceptado en bastantes juegos) y que está disponible en versiones de 32 y 64 bits. Se puede descargar en la página oficial. Una vez bajado solo tenemos que seguir paso a paso las instrucciones que proporcionan. Para aquellos que no estén muy duchos en el inglés, las traduzco después del salto. Read the rest of this entry ?

h1

Vacaciones en Roma (día 1)

5 junio 2010

Como una panzada a videojuegos no siempre consigue hacerte olvidar (ni el alcohol hamijos) que en tu trabajo programas en JavaEE 😦 de vez en cuando está bien irse de vacaciones, así que la semana pasada me escapé a Roma a comer carbonara a toneladas y a criticar el falso voto de pobreza de los curas desde dentro del mismo Vaticano XD
Y la cosa es que el viaje no empezó demasiado bien. Señores de Iberia, gracias por no contratar tripulaciones de respaldo y retrasarnos 4 horas. Así que a morirnos del asco en Barajas, literalmente, porque para que yo prefiera comer en el McDonald’s antes que en el resto de sitios ya hemos llegado a unos extremos antes desconocidos por el hombre (también conocidos como sándwich envasado a 6 euros). Pero bueno, a pesar de que el CBO se nos atragantó por la mala leche y porque sabe un poco chungo-raro, finalmente embarcamos y conseguimos llegar a Italia. Allí al menos parece que el aeropuerto está diseñado por personas y no por monos psicópatas con estrés postraumático, y la cinta del equipaje estaba cerquita de la salida del avión. 20 minutos más tarde…

Un amable ¿vigilante? del aeropuerto nos dice que el tren y el autobús “oficiales” son para mariquitas, que vamos a tardar mucho y cojamos un “mini-shuttle” (en un inglés aún más ajarenagüer que el de los españoles, ¡yuju!). El mini-shuttle en cuestión es tal que así:

Furgoneta negra
La típica furgoneta negra de secuestros, ajá… Preferimos esperar a morir por lo menos al segundo día, por ver algo de la ciudad vaya, así que optamos por el bus normal. Tampoco es que nos librásemos del horror porque ¡¿qué le pasa a esa gente?! La frase “están locos estos romanos” nunca tuvo tanto sentido. El conductor del minibús que me lleva al trabajo todos los días está p’allá, pero el de éste no bajaba de 140 e iba adelantando a los coches por la derecha XD Un par de paros cardíacos más tarde…

Llegamos al hotel, justo al lado de Termini. Zona recomendada si vais solo a dormir, porque es donde están los hoteles/pensiones baratitos, pero nada más; tienen razón cuando dicen que los hoteles en España no tienen nada que ver con los del resto de sitios. La habitación en sí no estaba mal del todo (y qué pedazo de tele que tenía, total para que el único canal que mereciese la pena fuese Radio Capri), pero el baño lo resumiré diciendo simplemente que no era fácil darse la vuelta en la ducha x’D

Aunque ya era de noche, por no decir que habíamos tirado el día fuimos a dar una vuelta hasta Trevi, que está a un par de kilómetros, echamos dos duretes en la Fontana (muy bonita de noche, aunque el número de turistas tiende a infinito), probamos el primer helado y vimos una pasarela horterilla que habían montado en la Plaza de la República para el pre-estreno de Sexo en Nueva York 2, muy italiano xD

Pre-estreno de Sexo en Nueva York 2

En el hotel, a leer 10 minutillos de Marte Rojo (es un tocho para llevar de viaje pero se lo recomiendo a todo el mundo, gracias a los ajares por convencerme de su compra) y a roncar.