Archive for the ‘Cocina’ Category

h1

Receta de galletas de mantequilla y chocolate

15 febrero 2010

Aunque casi sufro retrasos en pedidos por Internet siempre que ocurren los necesito para un regalo y, cómo no, para este San Valentín me faltó uno, así que tuve que lanzarme a por una alternativa un poco más casera y obesa, de la que solo pude aprovechar la mitad de la masa porque la otra mitad se quemó, snif xD Desde aquí, a toda esa gente que escribe recetas sin poner las cantidades exactas sino “una pizca”, “un cucharadita” y que tampoco indica la temperatura sino “horno medio”, ojalá os asen en horno medio y con una pizca de sal.

Volviendo a la receta, aquí va con datos exactos para los que somos de ciencias y n00bs.  Con estas cantidades salen algo más de dos docenas de galletas.

Ingredientes

  • 225 g. de mantequilla
  • 80 g. de azúcar blanco
  • 20 g. de azúcar avainillado
  • 50 g. de chocolate en polvo (vale Nesquik, no Colacao porque la textura es distinta)
  • 225 g. de harina
  • 5 g. de levadura (el equivalente a una cucharilla de postre)

Modo de preparación

Con la mantequilla a temperatura ambiente, batirla junto a los 100 g. de ambos azúcares combinados, hasta que la mezcla esté cremosa. Si tenemos problemas con que no termina de mezclarse y se nota la textura del azúcar podemos meterlo 10 segundos en el microondas (no más porque acabaremos con sopa de mantequilla).

Tamizar la harina con el chocolate en polvo y la levadura, e ir agregando poco a poco la mezcla a la mantequilla.

Precalentamos el horno a 170 ºC entre 5 y 10 minutos y mientras tanto enmantequillamos y enharinamos la bandeja para que no se pegue la masa.

Vamos haciendo bolitas con la masa (un diámetro de 2-3 centímetros para una galleta de tamaño medio-grande) y aplastándolas un poco con un tenedor, hasta dejarlas como de medio centímetro de grosor.

Las dejamos en el horno 10 minutos (yo las puse casi 15 porque la receta original recomendaba 20 y se pasaron un poco 😦 ) y, aunque nos parezca que pasado ese tiempo siguen blandurrias, las sacamos y las dejamos enfriar sin quitarlas de la bandeja. Una vez se enfríen también se habrán endurecido. Por si nos parecen un poco sosas a la vista podemos echarles un trocito de fruta (antes de meterlas al horno claro), azúcar glas…

Pues hale, todos a trabajar: ¡¡The kitchen, the kitchen, the kitchen’s on fire!!

Anuncios